El Departamento de Salud Pública de California (CDPH) ha anunciado que va a exigir el uso de mascarillas en todos los lugares públicos cerrados, independientemente del estado de las vacunas, durante las próximas cuatro semanas (del 15 de diciembre de 2021 al 15 de enero de 2022), en toda California.

El CDPH indica que esta La nueva medida pretende aportar una capa adicional de mitigación, ya que la variante Omicron, una variante preocupante según la etiqueta de la Organización Mundial de la Salud, se ha detectado en California, en Estados Unidos y en el mundo, y es probable que se propague con más facilidad que el virus SARS-CoV-2 original y la variante Delta.

Además, esta nueva medida aporta una protección adicional a las personas, las familias y las comunidades durante las vacaciones, cuando se producen más desplazamientos y se pasa más tiempo en el interior.